La UCI del Hospital San Juan de Dios del Aljarafe, más accesible a los familiares de pacientes

El Hospital San Juan de Dios del Aljarafe ha puesto en marcha un proyecto de puertas abiertas a familiares de pacientes de UCI con el que se pretende dar un paso más en la humanización de los cuidados, objetivo primero en la práctica sanitaria en la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.

Desde la Unidad de Cuidados Intensivos del San Juan de Dios del Aljarafe señalan que la principal causa de inquietud de los pacientes de UCI es la separación de sus seres queridos. Precisamente, el acompañamiento de los familiares es fundamental en la evolución y mejora de los pacientes críticos. Por ello, desde ya se permite la entrada al familiar de referencia en horario de 13:30 a 21:30, contando además con su participación en los cuidados del paciente.

Para esta ampliación del tiempo de acompañamiento y la participación del familiar del paciente, se han realizado algunas mejoras para la adecuación de la sala de información en la UCI. De esta manera, el paciente minimiza el estrés y la inquietud de encontrarse alejado de su familia, lo que favorece su estabilidad y mejora.

La UCI del hospital del Aljarafe ha contado desde siempre con una televisión gratuita en cada BOX e incluso con la entrega de un móvil a los familiares que no disponen de uno propio para que puedan estar informados en todo momento del estado y evolución del paciente. Además, desde hace cuatro años, la Unidad de Cuidados Intensivos del San Juan de Dios del Aljarafe cuenta con un plan flexible de visitas para pacientes con larga estancia o en la fase final de la vida.

En una Unidad de Cuidados Intensivos, pacientes y familias atraviesan momentos muy difíciles, dando lo mejor de sí mismos. Por ello, esta iniciativa, que se enmarca en un proceso de humanización, participan todos los profesionales. Para este proceso han recibido una formación específica y han participado activamente con nuevas propuestas que mejoran la estancia de los enfermos así como su actitud en la fase más crítica de su enfermedad.

Fuente: SAS