Comienza el proyecto europeo de racionalización de cuidados de enfermería en el que participan tres profesionales de los hospitales públicos de Málaga

Hace un mes tuvo lugar la primera reunión del grupo de profesionales que forman parte del proyecto europeo de racionamiento – omisión de cuidados de enfermería, RANCARE (Rationing Missed Nursing Care: An international and multidimensional problem), dentro del programa de Cooperación Europea en Ciencia y Tecnología (COST), en el que participan tres enfermeros de los hospitales públicos de Málaga.

Esta es la primera vez que profesionales de Enfermería andaluces representan a nuestro país en la red COST. En concreto, se trata de Cristóbal Rengel y Angela Torres – matronas del Hospital Virgen de la Victoria y del Hospital Regional, respectivamente -, y Antonio Zamudio, enfermero coordinador de cuidados de la Unidad de Gestión Clínica de Oncología Médica y miembro del Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (IBIMA). El grupo español que forma parte del Comité de Gestión de esta red de colaboración específica, lo completa la profesora de la Universidad Internacional de Cataluña, Pilar Fuster.

costEl programa europeo COST tiene como fin fortalecer la investigación científica y técnica en Europa, financiando el establecimiento de redes de colaboración – llamadas acciones COST – entre investigadores de diferentes ámbitos y empresas de los países participantes para que trabajen de forma conjunta.

En la actualidad, hay evidencia creciente de que la prevalencia de racionamiento en los cuidados enfermeros es alta en los hospitales a nivel internacional y está consistentemente asociada con resultados negativos para los pacientes, la enfermería y la organización.

Por ello, el objetivo prioritario de la acción RANCARE es facilitar la discusión sobre el racionamiento en la atención de enfermería basada en un enfoque comparativo transnacional, con implicaciones para la práctica y desarrollo profesional.

Las actividades de la Acción se llevarán a cabo a través de cuatro grupos de trabajo y dos comités horizontales que se encargarán de supervisar las distintas actividades previstas durante los cuatro años que durará el proyecto. Cada grupo de trabajo se centrará en un área diferente: temas de conceptualización, problemas organizativos y metodológicos; intervenciones y diseños basados en la evidencia; dimensiones éticas del racionamiento en la atención de enfermería; y temas educativos y de entrenamiento. Los resultados esperados incluyen el avance del conocimiento de cómo se están racionalizando los cuidados, los factores que contribuyen a este fenómeno, así como el desarrollo de políticas que tienen como objetivo la prestación de una atención segura a los pacientes.

En palabras de Rengel, que también es profesor asociado del departamento de Enfermería de la Universidad de Málaga y ha asistido al encuentro, “este objetivo solo se logrará mediante el avance de colaboración y el trabajo en red y el intercambio de experiencias y conocimientos a nivel europeo e internacional, y mediante la integración de diferentes disciplinas y enfoques, incluyendo la enfermería, la ética, los estudios de atención de la salud en general, la economía y la política social.”

La acción RANCARE fue una de las 26 propuestas seleccionadas – de un total de 260 solicitudes – de todos los países de la Unión Europea. La presidencia del proyecto es de la Dra. Evridiki Papastavrou, profesora asociada de la Universidad de Tecnología de Chipre (Departamento de Enfermería); y la misma universidad es la titular de la subvención, que cuenta con 400.000 euros.

En esta acción participan profesionales de 28 países (de la UE e internacionales) de todas las disciplinas: enfermería, psicología, filosofía, ética, economía de la salud, gestión de la salud con una serie de expertos tales como académicos, profesionales, responsables políticos, formadores educativos, y grupos de pacientes.

La Estrategia de Cuidados del Servicio Andaluz de Salud, que se está desarrollando en los centros públicos andaluces es un proyecto que avanza en la atención sanitaria a partir de la evidencia e innovando en servicios que aportan más calidad, más seguridad y más resultados en salud y bienestar.

Fuente: SAS.