Respuesta paraRenovación de la Atención Primaria y Enfermeria

En la elaboración del documento de renovación de la Atención Primaria han participado tanto sociedades científicas médicas como enfermeras, siendo el objetivo del mismo el fortalecimiento de la Atención primaria como eje vertebrador real del sistema sanitario, sabemos que una Atención Primaria fuerte tiene efectos beneficiosos para el sistema sanitario en su conjunto, existe una asociación entre la fortaleza de la AP y los resultados en salud de la ciudadanía, además de mejorar la equidad, la trasversalidad, la continuidad y la eficiencia de la totalidad del sistema, bajo estas premisas nace este documento operativo.
Hasta ahora en el sistema sanitario publico de Andalucía la población estaba adscrita a una clave médica y la enfermería se organizaba en cada centro de una forma diferente, siendo la organización mas frecuente, hasta en el 74% de los equipos, la asociación funcional pero no real de una enfermera a un cupo médico lo que se conocía como Unidad de Atención familiar (UAF). En estos momentos en el SSPA se ha tomado la decisión que la clave médica se convierta en una clave de equipo donde un grupo de población tiene asignado de forma real en la base de datos del usuario (BDU) tanto un médic@ como una enfermer@ esto facilita por un lado la medición de resultados de cada enfermer@ como la mejora de la accesibilidad e identificación del ciudadan@ de su enfermer@ referente.
En ningún caso el constituir un equipo de trabajo (medic@- enfermer@) supone una subordinación de un profesional a otro, la visibilidad y autonomía de los profesionales vienen dadas fundamentalmente por las competencias y resultados que cada profesional tenga para responder de forma autónoma pero formando parte de un equipo a las necesidades de la ciudadanía. Desde la Consejería de salud a través de la Estrategia de cuidados se esta trabajando muy activamente para que se potencie y se regule el avance competencial de la profesión enfermera creemos firmemente que los procesos de atención deben ser compartidos y centrados en la persona donde la responsabilidad de la atención recaerá según la situación de salud de cada persona en el proveedor más adecuado en cada caso y que responda con mayor eficiencia a las necesidades específicas.