El II Congreso Internacional de Humanización de Urgencias, Emergencias y Catástrofes, reconoce la labor del Hospital de Poniente

Un equipo de profesionales del Servicio de Urgencias del Hospital de Poniente ha sido reconocido con el Premio Internacional de la Fundación HEFAME en el II Congreso Internacional de Humanización en Urgencias, Emergencias y Catástrofes, celebrado en Málaga. Su trabajo, ‘La mirada de la sala de espera’, recoge la labor desarrollada en el centro dentro del ‘Proyecto ININUR’, para mejorar la humanización de la asistencia sanitaria que prestan a sus pacientes y que incide especialmente en la mejora de la intimidad y de la comunicación de información a pacientes y familiares que acuden a Urgencias.

El trabajo ‘La mirada de la sala de espera’ ha sido elaborada por las enfermeras María Dolores Godoy Ibáñez, Inmaculada Cid Ruiz, Ana Isabel Hurtado López, Natividad Fuentes Mañas, Amalia Garrido Hernández y Laura Rodríguez Vizcaíno y la médico, Laura Mourelle Vázquez.

En este trabajo se plasma la apuesta por la humanización en la atención del Servicio de Urgencias del Hospital de Poniente, mediante el Proyecto ININUR, que busca potenciar la calidad en el trato, la empatía, la información ofrecida a los pacientes y sus familiares, así como la protección de su intimidad y la confidencialidad de la información relativa a sus tratamientos y problemas de salud.

Para su puesta en marcha, que viene realizándose desde 2017, se ha realizado primero una evaluación de las mejoras funcionales y físicas a realizar dentro del servicio. Igualmente, se está elaborando un protocolo para regular la transmisión de información y se está están desarrollando diferentes acciones formativas para los profesionales. Se ha elaborado cartelería orientada a recordar a los usuarios y a los propios profesionales la necesidad de respetar la intimidad de los pacientes.

Finalmente, se han llevado a cabo una serie de pequeñas modificaciones en la estructura física de los diferentes circuitos asistenciales, para garantizar aspectos como el cierre de las puertas y el establecimiento de controles de acceso, la instalación de pilotos luminosos, cortinas en la zona de camas, timbres de llamada, circuitos restringidos de circulación, control de luces y ruidos, elementos de confort que minimicen las interrupciones del sueño o controles al acceso de los familiares.