Las enfermeras gestoras de casos hospitalarias realizan más de 8.000 intervenciones en el Hospital Regional de Málaga

Desde hace más de una década las enfermeras gestoras de casos del Hospital Regional de Málaga, desarrollan un modelo de práctica avanzada orientada a mejorar la atención de personas de mayor edad ingresadas en el hospital, personas con discapacidad, y pacientes dependientes y frágiles en los que se prevé una gran demanda de cuidados, en colaboración con sus familias y cuidadores principales.

Actualmente, y hoy que se celebra el Día Internacional de la Enfermería, con el lema ‘Enfermería: Una voz para liderar’, estas profesionales se han convertido en un referente imprescindible en la atención sanitaria de calidad.

Así, un equipo de cinco profesionales del centro sanitario gestiona y da respuesta a las demandas asistenciales que generan las unidades de los diferentes centros hospitalarios que conforman el Hospital Regional (Hospital General, Hospital Materno Infantil y Hospital Civil). Las enfermeras gestoras de casos gestionan situaciones derivadas de la atención a pacientes muy dependientes o con gran complejidad de cuidados, y los guían a través de la atención sanitaria evitando  demoras y aportando soluciones de continuidad en los cuidados necesarios que precisen.

Las áreas asistenciales desde donde con mayor frecuencia se requiere su intervención son, en primer lugar, pacientes con procesos pluripatológicos,  cuidados paliativos,  fracturas de cadera en personas de edad avanzada, demencias, ataque cerebrovascular, infección por VIH y sida, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), insuficiencia cardiaca y trastorno mental grave.

Las enfermeras gestoras de casos desarrollan planes de cuidados para sus pacientes basados en los diagnósticos enfermeros. Así, el año pasado han contabilizado como  diagnósticos más prevalentes aquellos relacionados con la fragilidad, identificando 906 ocasiones de riesgo de caídas,  446 casos de déficit de autocuidados, y 429 ocasiones de deterioro de la movilidad física.

Asimismo, estas profesionales de Enfermería han realizado unas 8.000 intervenciones. Entre estas, destacan las mantenidas con las enfermeras comunitarias de enlace de Atención Primaria, así como la derivación a la Unidad de Trabajo Social del hospital, y la gestión de recetas y productos sanitarios y medicamentos a los pacientes ingresados, con un total de dos mil intervenciones. Participan en la planificación de altas hospitalarias, asesoramiento directo a familiares, o cuidadores principales, e intervenciones directas de apoyo emocional, contabilizando más de tres mil intervenciones.

Una gran parte de sus intervenciones son de coordinación y gestión de la atención sanitaria, destacando intervenciones de intercambio de información de cuidados, derivaciones de pacientes, y gestión de documentación y registro.

Las Enfermeras Hospitalarias de gestión de casos van ampliando y adaptando sus competencias al ritmo de los cambios sociales y demográficos, y de morbilidad de la población relacionados con el envejecimiento, el aumento de las enfermedades crónicas y de las discapacidades, y a los cambios en la estructura familiar.