El equipo de Enfermería del Distrito Córdoba Guadalquivir mejorará la atención de pacientes con heridas crónicas y úlceras por presión

El equipo de Enfermería del Distrito Sanitario Córdoba Guadalquivir ha mejorado la atención de los y las pacientes con heridas crónicas y úlceras por presión utilizando las nuevas tecnologías. Así, los y las enfermeras de los centros de salud del distrito pueden tomar fotografías de las personas que atienden y remitirlas por correo electrónico a la Comisión de heridas crónicas y úlceras por presión del distrito donde dos enfermeros o enfermeras expertas en la materia asesoran sobre la atención a este tipo de pacientes, sobre las pautas y el tratamiento que debe seguirse en una lesión compleja o con complicaciones en su evolución.

Para ello el o la profesional procede a la realización de algunas fotografías de la lesión y cumplimenta un modelo de informe con datos del caso (tamaño, localización, tratamientos previos de la herida, evolución etc.) así como enfermedades de base que padece el o la paciente. Tras la firma del consentimiento informado por parte de la persona que recibe la atención, esta información se envía desde el centro de salud y por correo electrónico a la Comisión de Heridas Crónicas y de Úlceras por Presión del distrito, compuesta por profesionales referentes en esta área de conocimiento.

Las personas con heridas crónicas independientemente de su etiología o del estadio en que se encuentren y que provoquen dudas en el abordaje por parte del o de la profesional responsable podrán beneficiarse de esta teleconsulta. Como componente de calidad del proceso, se incluyen además aquellas heridas resueltas satisfactoriamente o consideradas interesantes con el afán de compartir las decisiones terapéuticas tomadas, y hacerlas visibles al resto de profesionales de enfermería.

Toda la información clínica debidamente codificada a fin de garantizar la identificación inequívoca, la confidencialidad, intimidad y seguridad del o de la paciente se remite a través de la intranet del Servicio Andaluz de Salud a las enfermeras y enfermeros expertos incluidos en este proyecto. Tras valoración de la información, y consulta si es preciso de la Historia de Salud del o de la paciente, en un plazo no superior a 10 días se envía un informe a su enfermero o enfermera de familia indicando las pautas a seguir para el tratamiento y cuidados de su herida/úlcera.

Cada consulta realizada por los y las profesionales tendrá cuatro posibles respuestas: no se recomienda cambio en el tratamiento instaurado; se recomienda cambio en el tratamiento y se detalla el mismo; se recomienda interconsulta con el servicio de cirugía general y/u otro servicio especializado o, imposibilidad de emitir dictamen por dificultades técnicas (imagen) o por insuficiencia de datos clínicos.

Según la directora de Cuidados del Distrito e impulsora de este sistema “la consulta a través de las nuevas tecnologías contribuye a mejorar el proceso de cicatrización como indicador de la eficacia del tratamiento. Así perseguimos mejorar aspectos como el periodo hasta la cicatrización de la herida y la presencia de dolor disminuyendo de esta forma el impacto en sus familias y optimizando la repercusión en los servicios sanitarios”.