Cerca de 400 profesionales asistieron a la 3ª edición de esta Jornada, en la que se compartieron proyectos y resultados de investigación.

La consejera de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía, Catalina García, señaló en el marco de la III Jornada organizada por la Estrategia de Cuidados de Andalucía, #PiCuidaInnova, la importancia del papel de las enfermeras en la monitorización de las enfermedades crónicas. Así, destacó que entre los retos de su cartera en el Gobierno andaluz se halla la importancia de hacer seguimiento a pacientes crónicos con objeto de prestar una atención de calidad que dé respuesta a las necesidades actuales de la población.

La consejera ha acudido a la inauguración de estas jornadas en Baeza (Jaén) acompañada de la delegada territorial, Elena González, el alcalde de la localidad, Pedro Cabrera, y la directora de la Estrategia de Cuidados de Andalucía, Lucía Mónica Pérez. Esta tercera edición, organizada por la Consejería de Salud y Consumo, la Escuela Andaluza de Salud Pública, el Servicio Andaluz de Salud y la Estrategia de Cuidados de Andalucía, trató de poner en valor diferentes proyectos estratégicos en lo que se está trabajando en estos momentos en el SSPA.

El formato del encuentro  ha tenido como eje central la innovación en salud y cuidados. Así, García ha explicado que desde la Estrategia de Cuidados de Andalucía se pretende consolidar esta cita en cada una de las provincias para presentar todos los temas de interés al máximo número de profesionales.

De este modo, se ha puesto en valor el Programa de Centros Comprometidos con la Excelencia en Cuidados. “Ya disponemos de una decena de centros sanitarios donde se están implantado guías de buenas prácticas en cuidados y los resultados están mejorando la vida de las personas: como la reducción del dolor y de las úlceras por presión en pacientes hospitalizados; la disminución de las caídas o el aumento de las tasas de lactancia materna, entre otras”, explicó la consejera, que ha señalado cómo el desarrollo de los cuidados avanzados está suponiendo la generación de oportunidades de desarrollo profesional, así como avances en el desarrollo y en la monitorización de indicadores en cuidados, tanto a nivel hospitalario como en Atención Primaria. En este punto, ha abundado en la importancia del seguimiento de los pacientes crónicos, en el que se va a trabajar especialmente en zonas rurales.

Catalina García reiteró el compromiso de la Consejería de Salud y Consumo con la humanización. “La humanización va mucho más allá de avances en I+D+i, de nuevas carteras de servicio o de equipos tecnológicos de última generación. Para la atención sanitaria de calidad es imprescindible poner nombres y apellidos a los pacientes, puesto que no son números o resultados, son personas que se encuentran en un momento vulnerable y que necesitan ser escuchadas. Y aquí, vosotras, sois las verdaderas expertas: lleváis por bandera la detección precoz de las necesidades de los pacientes”, ha argüido.

En este sentido, la consejera recordó algunos de los avances en la materia, como la figura de la enfermera referente de centro educativo, con 411 de estas profesionales en los colegios e institutos andaluces que dan soporte a más de 7.000 estudiantes. También se destacó la ampliación de competencias para resolver las consultas de acogida; las aportaciones desde la práctica Avanzada enfermera, o la investigación con el desarrollo de los contratos de enfermera investigadora y enfermera especialista investigadora clínico y los programas de excelencia en cuidados.

Catalina García hizo también hincapié en la apuesta por las especialidades enfermeras, como Salud Mental, Pediatría y Enfermería Familiar y Comunitaria para mejorar la calidad asistencial y la especialización en ámbitos asistenciales que necesitan de formación y específica y experiencia.

Estrategia de Promoción de una Vida Saludable en Andalucía 2024-2030

Asimismo, recordó cómo estas profesionales de la salud aportan desde los ámbitos de la prevención y la promoción de la salud. “Recientemente hemos presentado la Estrategia de Promoción de una Vida Saludable en Andalucía 2024-2030 que pone su vista en el presente, pero, sobre todo, en el futuro de lo que será la atención sanitaria. Con ella asentamos las bases para un nuevo modelo sanitario que se basa en la investigación, la humanización, la atención a la cronicidad, la prevención y la promoción de la salud”, ha incidido, al tiempo que ha apuntado que esta tiene el “potencial de generar salud y bienestar en la comunidad”, porque no sólo beneficiará de manera individual a las personas que adopten hábitos saludables, sino que también contribuirá al desarrollo sostenible y al progreso de la sociedad andaluza en su conjunto. “Se trata de una estrategia en la que las enfermeras tienen mucho que aportar”.

Valoración 4.7/5. de 3 votos.
Tu valoración anterior fue de 4, hace 2 semanas
Por favor espera...