Tener diabetes no implica necesariamente no poder ponerse un piercing o hacerse un tatuaje. Antes que tomar la decisión de realizarse uno, hay que estar seguro de que no es un capricho pasajero. Los tatuajes son permanentes y la retirada de un piercing deja muchas veces un agujero o cicatriz.

El Centro para la Innovación de la Diabetes Infantil Sant Joan de Deu te da las respuestas a tus dudas sobre este tema.

Valoración 5.0/5. de 1 voto.
Por favor espera...