El Hospital de Valme optimiza la accesibilidad de los cuidados onco-hematológicos en pacientes portadores de dispositivos PICC

Las unidades de gestión clínica de Oncología Médica y Hematología del Hospital Universitario de Valme de Sevilla, en colaboración con los centros de salud del área sur de la provincia, han materializado un proyecto dirigido a optimizar la mejora de la calidad asistencial de pacientes con alto grado de vulnerabilidad. Se basa en potenciar la accesibilidad de los pacientes onco-hematológicos a los cuidados del dispositivo PICC (catéter venoso central de inserción periférica), evitándoles desplazamientos innecesarios al hospital desde los diversos municipios del área sur de la provincia de Sevilla.

El PICC es uno de los dispositivos utilizados en las terapias intravenosas de cuya implantación el Hospital Universitario de Valme fue pionero en Andalucía, beneficiándose la primera paciente en el año 2009. Se trata de un abordaje intravenoso con notables beneficios para los pacientes que precisan de un tratamiento prolongado o basado en sustancias agresivas, como es el caso de la quimioterapia. Se inserta a través de una vena periférica del brazo, por encima de la flexura del codo, y permite obtener un acceso al sistema venoso central.

Entre sus ventajas, evita punciones múltiples y continuas para obtener acceso venoso y mantener el capital venoso del paciente; administrar grandes volúmenes de medicación y ésta de características especiales sin perjuicio sobre la capa íntima del vaso; administrar nutrición parenteral y tratamiento prolongado intravenoso (de duración superior a seis días), tanto en el centro hospitalario como en el domicilio. Precisamente, y dados sus importantes beneficios, la enfermería onco-hematológica del hospital sevillano había detectado un crecimiento significativo en los últimos años del número de pacientes portadores del mismo, apostando por un proyecto asistencial que mejorara la calidad de vida de sus pacientes a través de la optimización de la accesibilidad de los cuidados de este dispositivo.

La iniciativa llevada a cabo en este hospital sevillano está dirigida a aquellos pacientes con PICC que, siguiendo la dinámica general establecida en los distintos centros hospitalarios, tienen que desplazarse al hospital de día Onco-Hematológico para extraerse sangre o someterse al mantenimiento y retirada de infusotes para medicación intravenosa. En el caso del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, pacientes procedentes de una veintena de municipios del sur de la provincia que, gracias a la iniciativa puesta en marcha, pueden acceder a estos actos enfermeros en sus centros de salud de referencia sin necesidad de desplazarse al centro hospitalario.

Más de 200 profesionales de atención primaria se han formado en el manejo del PICC

De la mano de la Dirección de Enfermería del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, al frente de Carmen Candela, y el supervisor del Hospital de Día de Onco-Hematología de Valme, David Pérez, se diseñó un intenso plan formativo dirigido a todos los profesionales de enfermería del sur de la provincia. Durante cuatro semanas, David se desplazó a 20 centros de salud del área sur acercando sesiones formativas en PICC a 225 profesionales de atención primaria: enfermeros, profesionales de dispositivos de apoyo, alumnos de pregrado de enfermería y facultativos.

Al respecto, los profesionales han manifestado su interés y satisfacción por este plan formativo que les permite el adiestramiento en el manejo y cuidado de este dispositivo para beneficio de pacientes con terapias intravenosas. Una iniciativa enmarcada en la Estrategia para los Cuidados de la Consejería de Salud que potencia la adquisición de nuevas competencias mediante la especialización.

Desde el punto de vista profesional, permite implantar prácticas avanzadas en atención primaria ofreciendo cuidados de excelencia y minimizar la variabilidad de la práctica clínica. Desde el punto de vista del ciudadano, mejora la calidad de vida del paciente oncológico evitándole desplazamientos al hospital para técnicas o cuidados que pueden realizarse en el entorno de la atención primaria. Máxime, y con el valor añadido que aporta, en un área tan extensa y dispersa como el sur de la provincia con municipios que distan más del centenar de kilómetros hasta la capital.

Éxito de un proyecto enfermero innovador

Los resultados de este proyecto enfermero, ambicioso e innovador en el territorio nacional, avalan el éxito del mismo. Revelan tanto su contribución en la mejora de la calidad de vida de los pacientes onco-hematológicos, el impulso de prácticas enfermeras avanzadas, en línea con los cuidados de excelencia, y además una optimización en la gestión del hospital de día de Onco-Hematología.

Concretamente, en el año 2018 se colocaron cerca del millar de dispositivos PICC en la Unidad de gestión Clínica de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario de Valme. Éstos van dirigidos a la extracción de sangre y a la administración de tratamientos quimioterápicos. Dentro de los esquemas terapéuticos oncológicos se administra tratamiento en infusión continua a través de infusores conectados a los PICC. De éstos, tan sólo se retiraron un 6,8% en el hospital de día, el resto se retiró en los centros de salud de referencia de los pacientes. Ello supone que más del 90% de estos pacientes no ha precisado desplazarse de forma periódica al hospital para esta intervención enfermera de retirada de infusores.

Además, esta formación e implantación de buenas prácticas enfermeras en atención primaria también ha repercutido en evitar desplazamientos de pacientes oncológicos para la extracción de sangre al hospital de día, realizándose ésta en sus centros de atención primaria. Ello ha conllevado el refuerzo del grado de satisfacción de los pacientes en este procedimiento, pasando del 70% (valoración anterior a que se pusiera en marcha este programa formativo) al 95% de satisfacción tras el año de funcionamiento.

En conclusión, la formación y coordinación establecida entre los profesionales de la treintena de centros de salud del área sur de Sevilla con Onco-Hematología de Valme ha permitido dar una respuesta asistencial ágil y eficiente, sin necesidad de movilizar al paciente de su localidad, lo cual contribuye a mejorar su calidad de vida mediante la rentabilización de su tiempo.