Los cuidados del dolor en cirugía, tema central del 28 Congreso Nacional de Enfermería de Anestesia

Los cuidados del dolor en cirugía será uno de los temas centrales del 28 Congreso Nacional de la Asociación Española de Enfermería de Anestesia-Reanimación y Terapia del Dolor (ASEEDAR-TD), que esta edición se celebra en Málaga entre los días 18 y 20 de octubre. La organización del congreso coincide con el treinta aniversario de la asociación y reunirá a más de 200 enfermeros/as de todo el país.

El programa se centra en cinco áreas temáticas donde se van a debatir aspectos sobre neuroanestesia, abordaje integral de dolor postquirúrgico y dolor crónico, anestesia en el trasplante hepático, seguridad del paciente y anestesia en pacientes pediátricos. Asimismo, habrá dos mesas redondas que versarán sobre prácticas avanzadas en Enfermería y los cuidados al final de la vida.

El comité organizador y científico están presididos por dos enfermeros del área quirúrgica del Hospital Regional de Málaga, Manuel Sáez y José Baquedano. Bajo el lema “Práctica segura y sin dolor”, este congreso gira en torno a la seguridad del paciente en el área quirúrgica y la ausencia de dolor. José Baquedano asegura que estos dos asuntos son los que más preocupan a los familiares y a los propios pacientes, que la intervención sea un acto seguro y que no aparezca el dolor. “Es algo que siempre mencionan los usuarios, la seguridad combinada con una propuesta de control del dolor hace que baje el estado de ansiedad del paciente y del familiar”, añade.

El 70% de las personas inscritas en el congreso proviene de otras provincias españolas. Los organizadores afirman que las enfermeras y enfermeros del siglo XXI ha asumido como clave el tratamiento sin dolor en torno al acto quirúrgico, motivo por el que las jornadas son de gran interés para la profesión. Por este motivo, en los últimos tiempos han surgido técnicas de bloqueo a través de medicación así como diversos protocolos específicos para dar respuesta al dolor como una de las mayores preocupaciones de los pacientes.

Otro de los temas que se discutirán en el congreso es la normotermia. “En quirófano suele haber entre cuatro y cinco grados menos que en las salas comunes, es una práctica que se hace para evitar infecciones”, señala el José Baquedano, que señala que la industria está trabajando en relación a este asunto con la creación de material y mantas que den mayor confort a los pacientes.

Por su parte, Sáez asegura que la celebración de un congreso de esta calidad en Málaga refleja la importancia que en esta provincia, y en Andalucía, se da a esta profesión, “clave en el cuidado de los pacientes y más aún, en el de las personas que han sido intervenidas en quirófano”.

Además de la presentación y defensa de comunicaciones, se están preparando cuatro talleres técnicos específicos sobre vías aéreas, acceso vascular ecoguiado, termorregulación y bloqueos posquirúrgicos. El congreso se completa con la conferencia inaugural a cargo del jefe de Servicio de Neurocirugía del Hospital Regional, Miguel Ángel Arráez, sobre “El quirófano del siglo XXI”, y la conferencia de clausura “Desde la Academia a la Clínica: Conocimiento, competencias, y nuevos roles enfermeros en los servicios de salud del siglo XXI” a cargo de José Miguel Morales, director del Departamento de Enfermería de la Facultad de Ciencias de la Salud de Málaga.