Guía: Programa de ejercicio físico multicomponente Vivifrail

Guía práctica para la prescripción de un programa de entrenamiento físico multicomponente para la prevención de la fragilidad y caídas en mayores de 70 años, elaborada en el marco del Proyecto Vivifrail, financiado por la Unión Europea, y cuyo objetivo es la prevención de la fragilidad y el riesgo de caidas en personas mayores.

Puedes descargar esta Guía a través de este enlace, o directamente desde la Web del proyecto.

PROYECTO VIVIFRAIL

Este proyecto se basa en la idea de que la salud en las personas mayores debe medirse en términos de su funcionalidad, y no como una enfermedad que determine la esperanza de vida, la calidad de vida, y los recursos o apoyos que necesita cada persona. El objetivo es mantener un nivel de funcionalidad que supere el más alto grado de autonomía posible en cada caso.

El síndrome de la fragilidad es un síndrome asociado a la edad, que se caracteriza por la disminución de la reserva funcional, y está fuertemente asociado con la sarcopenia, que coloca a las personas mayores en situación de riesgo de discapacidad, hospitalización y muerte inducida por caídas.

La mayoría de estudios que demuestran mejoras en la marcha, el equilibrio y disminuyendo el riesgo de caídas han utilizado el entrenamiento con ejercicio multicomponente como principal método de intervención. Sin embargo, los estudios en los que se realizó el entrenamiento de resistencia sistemática (ya sea solo o como parte de programas de ejercicio multicomponente) revelaron un mayor porcentaje de fuerza en ancianos frágiles.

La ausencia de cambios en los resultados funcionales y de fuerza, que se midieron en alguna de las investigaciones, indica que la prescripción de ejercicio debe adaptarse cuidadosamente a cada individuo para proporcionar un estímulo suficiente que mejore la capacidad funcional de los sujetos frágiles.

Según la bibliografía revisada, y de acuerdo con nuestros propios estudios, este proyecto incrementará el conocimiento sobre todo esto, centrándose en el intercambio de buenas prácticas entre los socios, así como en el diseño de materiales que den a conocer la prescripción de ejercicio físico como una forma eficaz de mejorar la salud de los ancianos en su propio ambiente, y de acuerdo a sus propias circunstancias.

El proyecto ha diseñado un programa para las personas por encima de los 70 años, que promueve la práctica de ejercicio físico para mejorar la fuerza, la capacidad de caminar y el equilibrio, mientras se evita la fragilidad y disminuye el riesgo de caídas. Para ello, se propone la prescripción de un programa de ejercicio multicomponente, y la creación de sinergias en el ámbito del deporte y de los servicios de salud y asistencia social.

Estas intervenciones incluyen el trabajo de la resistencia, equilibrio y coordinación, además de ejercicios multicomponentes que incluyen la resistencia, dado que este tipo específico estimula varios componentes de la salud física que parecen ser los más eficaces para mejorar los resultados físicos en general entre las personas mayores frágiles, así como para prevenir la discapacidad y otras enfermedades adversas.