La Consejería de Salud analiza el Real Decreto de prescripción enfermera estatal para garantizar que no afecta al modelo andaluz

Los Servicios Jurídicos de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía están analizando el Real Decreto 954/2015 de prescripción enfermera, que entró en vigor el 24 de diciembre, para garantizar que la normativa estatal no afecta al modelo de prescripción que se viene desarrollando en Andalucía desde hace años.

El consejero de Salud, Aquilino Alonso, subraya que, si del análisis que se está realizando en estos momentos se extrae que el nuevo Decreto invade competencias autonómicas o no permite continuar avanzando en el sistema de prescripción andaluz,   se tomarán las medidas jurídicas oportunas.

A este respecto, el titular andaluz de Salud subraya que “no se van a dar pasos atrás” en la prescripción por parte de los profesionales de enfermería en Andalucía que se viene realizando con éxito y eficiencia en la comunidad y que cuenta con el respaldo y el consenso mayoritario de todos los profesionales.

En 2014, se emitieron en Andalucía más de tres millones (3.130.236) de órdenes enfermeras, gracias al Decreto andaluz con el que la comunidad autónoma se convirtió en la primera que regulaba esta materia y siempre con el consenso mayoritario de todos los profesionales.

Desde 2009, Andalucía cuenta con un marco jurídico de referencia que ha permitido que los y las profesionales de enfermería hayan aumentado su ámbito de competencias en aspectos relacionados con la indicación de ciertos fármacos y productos sanitarios. En Andalucía, la prescripción enfermera se incluye dentro de la Estrategia de Cuidados. Asimismo y forma parte del trabajo desarrollado en las Unidades de Gestión Clínica en las que están organizados todos los profesionales.

Los enfermeros y enfermeras de Andalucía cuentan con la ‘orden enfermera’, en soporte papel o informático, que es el documento con el que los profesionales indican los medicamentos y productos sanitarios que el Decreto les permite. Actualmente, alrededor de cien medicamentos.

Esta iniciativa ha supuesto una mejora sustancial en la prestación sanitaria, la accesibilidad y el uso más eficiente de los recursos, así como en la seguridad jurídica de estos profesionales.

Fuente: Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.