Reconocimiento a la labor de las enfermeras y enfermeros gestores de casos de Andalucía

El pasado viernes 23 de febrero, en la provincia de Córdoba, la Consejera de Salud, Marina Álvarez, hacía entrega de la Bandera de Andalucía al equipo de enfermerasy enfermeros estores de casos, que cuidan a los pacientes tanto desde la atención primaria como la atención hospitalaria en nuestra comunidad.

Andalucía, fue la comunidad autónoma pionera en el desarrollo de las Enfermeras Gestoras de Casos, una enfermera que presta sus cuidados a personas con elevada complejidad clínica y que necesitan cuidados de alta intensidad. El objetivo: asegurar que las personas reciban los servicios adecuados a su situación, de manera integrada, a través de un plan de gestión del caso personalizado, acordado con ellas y con las personas de su red de apoyo, en el que colabora el conjunto de profesionales implicado en la atención sanitaria.

En Andalucía, la Gestión de Casos se inició en el año 2002 en el ámbito de la Atención Primaria, para dar respuesta al Decreto de apoyo a las familias andaluzas, dirigido a personas con alto nivel de dependencia incluidas en programa de atención domiciliaria con necesidad de cuidados de larga duración, en fase terminal, o con alta necesidad de cuidados tras un episodio de hospitalización. La persona que en la familia asumía el rol de cuidar era considerada así mismo destinataria del servicio, en un intento de que la gestión de casos contribuyese a cambiar el modelo de relación de “cuidador/a-recurso” para el sistema a “cuidador/a-cliente” del mismo.

El progresivo aumento de la población hospitalaria con alta necesidad de cuidados complejos aconsejó incorporar la figura de la Enfermera Gestoras de Caso (EGC) en los hospitales en el año 2003. En este entorno el papel de los y las EGC se ha centrado en la coordinación de servicios en torno al plan asistencial de pacientes extremadamente vulnerables, junto a quienes los cuidan, apoyando a las enfermeras de referencia y promoviendo la adecuada transición al domicilio, a través de la planificación anticipada del alta.

Durante estos años el modelo ha ido evolucionando a la luz de los resultados de investigación, las evidencias y de la experiencia desde el modelo inicial en el que era necesario reorientar los cuidados enfermeros prestados a personas en programas de Atención Domiciliaria hacia el modelo actual que es un modelo de Enfermería de Práctica Avanzada orientado a las personas con enfermedad crónica y necesidad de cuidados complejos y a las personas que les cuidan. Este modelo de práctica se incluye en la actual Estrategia de Cuidados de Andalucía.

Actualmente, en Andalucía hay 348 Enfermeras Gestoras de Casos: 293 en el ámbito de Atención Primaria y 56 en el ámbito Hospitalario. Concretamente, en la provincia de Córdoba, desarrollan este rol 46 enfermeras, 38 en Atención Primaria y 8 en Atención Hospitalaria.