La Junta de Andalucía publica tres guías de ayuda para potenciar los cuidados a pacientes crónicos en Atención Primaria

La Consejería de Salud, a través de la Estrategia de Cuidados de Andalucía, ha publicado tres guías para profesionales de Atención Primaria, con el objetivo de potenciar los cuidados a los pacientes crónicos, disminuir la variabilidad en la práctica clínica, mejorar los cuidados de salud de personas con problemas crónicos y potenciar la implantación de resultados de investigación.

Estas guías son el resultado del trabajo conjunto realizado por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) y la Asociación Andaluza de Enfermería Comunitaria (Asanec). Concretamente, se trata de las guías de “Atención enfermera a personas con Insuficiencia Cardíaca“, “Abordaje de los cuidados a personas con EPOC” y “Disminución del sedentarismo“.

En la elaboración de estos documentos han participado profesionales de diferentes centros sanitarios de Atención Primaria de Andalucía. En las guías pueden extraerse recomendaciones, basadas en procesos asistenciales y guías de práctica clínica; planes de cuidados, instrumentos de valoración e información adicional para pacientes y familias. En este sentido, se refleja el papel activo que las personas con problemas de salud crónicos han de jugar en el manejo de su enfermedad y las características de la educación terapéutica que los profesionales deben proveer.

Importancia de la educación terapéutica

Tal y como manifiestan los responsables de la Estrategia de Cuidados de Andalucía, “la educación terapéutica a personas con problemas de salud crónicas y la persona que lo cuida o apoya en su cuidado es primordial para el control de su enfermedad y la prevención de reagudizaciones”. Igualmente, destacan la continuidad de cuidados en todo el proceso de atención, incluida la toma de decisiones al final de la vida. Se considera un factor esencial que debe ir más allá de la mera trasmisión de la información.

El objetivo de la educación terapéutica es conseguir provocar cambios en el comportamiento de las personas que aumenten su grado de satisfacción a la vez que se produce una mejora en los niveles de salud, siempre persiguiendo mayor responsabilidad en la persona para que sean capaces de gestionar por sí mismas su propio cuidado.

Implantación de evidencias en la práctica clínica

De otro lado, uno de los proyectos claves de la actual Estrategia de Cuidados de Andalucía es facilitar que los resultados de investigación lleguen a la práctica clínica. Para ello, en los últimos meses, además de estas guías también se han publicado tres documentos más, en colaboración con la Agencia Sanitaria Costa del Sol, dirigidas a prevenir infecciones relacionadas con los dispositivos venosos, prevención de úlceras por presión y caídas. Igualmente, se han facilitado vídeos, presentaciones, dípticos y otros materiales que pueden descargarse en la Red de Cuidados de Andalucía y que se generan de forma compartida, de tal forma que pueden ser utilizados por el resto de profesionales de la sanidad pública andaluza.