Webinar en #PiCuida sobre prevención de las úlceras por presión

(Vídeo también disponible desde este enlace).

Seguimos con nuestra serie de webinars (conferencias online). En esta ocasión, contaremos con la participación de Ana Belén Moya Suárez, enfermera desde el año 2001, Máster en Salud Internacional, y doctoranda por la Universidad de Málaga, pendiente de defendir su tesis doctoral en los próximos días.

Ana Belén nos presentará de las principales conclusiones de la Guía #FASE sobre prevención de las úlceras por presión, recientemente presentadas por parte de nuestra Estrategia. Ana Belén tiene una amplia experiencia en gestión de cuidados. Es experta en el cuidado de las úlceras por presión (UPP) y heridas crónicas (GNEAUPP) y presidenta de la Comisión de UPP y Caídas en la Agencia Sanitaria Costa del Sol donde desde 2005 es la responsable de la coordinación y gestión de los cuidados de enfermería orientados a la prevención y el tratamiento de las UPP. Su tesis doctoral, también está relacionada con este tema, “Variabilidad de la práctica clínica enfermera en la prevención de las úlceras por presión”.

Detalles del Webinar:

  • Acceso libre para usuarios registrados (Puedes registrarte aquí, si aún no lo estás).
  • Día y hora de emisión: Lunes, 8 de Mayo; 22,00 horas (hora española).
  • Accede al Webinar, preferiblemente, desde el navegador Chrome.
  • Si te conectas a Internet mediante cable (en lugar de Wifi) obtendrás mejor conexión.
  • Puedes plantear preguntas a través de diferentes medios:
    • con la etiqueta #PiCuida en Twitter.
    • a través de nuestro formulario de contacto.
    • dejando un comentario en esta publicación.

¡No te pierdas este Webinar!

Comentarios 20

    • Hola Lourdes, buenos días. Para poder acceder al webinar (conferencia virtual) solo es necesario que te registres en la Red. Puedes hacerlo completando el formulario de registro incluido en nuestra pagina de inicio, en el menú superior. Graias por tu interés. Un saludo.

  1. Soy de El Salvador y aqui no hay coordinación entre los niveles y solo existe un centro privado de atención de heridas. Como puedo contactarme con Ana Belén para que nos ayude a desarrollar nuestras guias y protocolos para enfermeras y principalmente para cuidadores.
    Gracias

    • Hola Oscar Arturo, un placer saludar a profesionales que nos oyen desde tan lejos! No sé si yo soy la persona más apropiada para ayudarte con ello pero te asesoraré encantada en todo lo que pueda! En la presentación del Webinar tienes disponible mi email, recibe un cordial saludo y mi felicitación por tu interés ante la mejora de la coordinación de los cuidados!!

  2. Pregunta de María:
    “Lo primero quisiera darle la enhorabuena a todos los que han participado en este proyecto.

    A día de hoy tenemos evidencia científica en nuestra práctica enfermera, pero ¿cómo se puede llegar a los propios profesionales para que lleven a cabo estas prácticas?

    Creo que esa sería la siguiente estrategia a seguir. Dar charlas dentro de las diversas unidades, en horario de trabajo para que la práctica basada en la evidencia se lleve a cabo. Si no, todo se quedará en teoría y más con la situación sanitaria en nuestra comunidad”.

    • Hola María, muchas gracias por tu pregunta, muy interesante. De hecho es uno de los grandes retos de hoy en día para los sistemas sanitarios ¿el cómo? por qué nuestra práctica actual en ocasiones se aleja de lo que se considera la mayor evidencia disponible. Son muchas las barreras que manifestamos los profesionales para llevar a cabo una PCBE. Desde la escasez de recursos, la falta de tiempo, la escasez de cultura hacia una PCBE de la propia organización donde se trabaje, la dificultad para accerder a los documentos e inclusive para interpretarlos. Se han desarrollado varios modelos para intentar conceptualizar y comprender mejor los procesos que afectan a la transferencia de conocimiento a la práctica clínica y conocerlos puede ayudar a mejorar la implementación de las evidencias en la práctica clínica de los profesionales en un organización. Te sugiero le eches un vistazo al modelo PARIHS. Otro recurso teórico muy importante desarrollado a este respecto es la Teoría de Normalización de Procesos que establece unos postulados que permiten orientar las iniciativas de implementación de evidencias y modificación de prácticas clínicas. Uno de esos postulados hace referencia a que la producción y reproducción de una práctica requiere inversiones continuas de los agentes en bloques de acciones que se desarrollan en el tiempo y el espacio. Con esto intento dar respuesta y apoyar tu afirmación. No vamos a modificar la práctica clínica sino desarrollamos estrategias y acciones en conjunto para que los profesionales se adhieran a las recomendaciones basadas en la evidencia y además éstas han de mantenerse en el tiempo. El éxito comprende muchos elementos que van más allá de la simple mejora de la competencia profesional, contemplando además de factores de los propios profesionales, factores del entorno e inclusive de la organización en la que se brinda el cuidado. Y muchas veces esto no ocurre. Así que te animo a que desarrolles esas actividades que propones porque como dije ayer “todo suma” y aunque muchas veces pueda parecer que nuestras aportaciones son solo pequeñas en verdad son muy grandes…acuérdate de esa frase que dice “A veces creemos que lo que hemos logrado es sólo una gota en el océano, pero sin ella el océano estaría incompleto”….pues con la PCBE ocurre igual, todos tenemos algo que aportar!

  3. Pregunta de Lola:
    “Tengo entendido que independientemente de la forma en que se valore el riesgo de UPP, el juicio clínico es esencial. Aunque se utilicen instrumentos de valoración del riesgo.No hay que confiar sólo en los resultados de una escala.”

    • Hola Lola! Desde luego que el juicio clínico es importantísimo! ¿Y si no para que somos profesionales? lo que recomienda la literatura es que complementemos el resultado de la escala con el juicio clínico, que contempla las características del paciente y los posibles factores de riesgo. Está constatado que los profesionales que utilizan herramientas de evaluación del riesgo aplican más precozmente las recomendaciones que aquellos que no las utilizan. Se atribuye también el uso de escalas para que ayude a los profesionales con menos experiencia en el cuidado de este tipo de pacientes y a las enfermeras menos veteranas. Además, es importante conocer qué tipo de riesgo tiene el paciente, si muy alto, moderado o bajo, de cara a decidir el plan de cuidados que se planificará y, la escala nos ayuda a predecir ese aspecto. Muchas gracias por tu pregunta!! Un saludo!

  4. Pregunta de Marta Aranda:
    “Me gustaría dar la enhorabuena a Ana Belén por su brillante exposición: una muestra de todo el trabajo que hay detrás de la elaboración de esta guía suyo y del grupo de trabajo. Felicidades!”

    • Muchas gracias Marta! Es cierto que hay trabajo detrás pero afortunadamente y gracias a Picuida no se ha quedado en un documento más almacenado en un cajón o colgado en una página web…Se están haciendo grandes esfuerzos para que su contenido llegue a cuántos más profesionales mejor, prueba de ello, es la difusión del webinar anoche y, el extenso programa formativo que los centros andaluces están llevando a cabo para implantar la guía. Y además nos quedará medir indicadores que monitorizarán su implantación. Como decía antes a María, el compromiso ha de ser de todos y estas pruebas te hacen ver que no remas sólo…

      Gracias a todos los que habéis hecho posible este proyecto y a ti Marta por tu apoyo!!!

  5. Pregunta de Francisco Javier:
    “Estupendo Ana Belén
    Solo alguna consideración:
    La escala Norton no especifica claramente cada uno de los factores de riesgo incluidos, por lo que cada profesional puede tener variación a la hora de la puntuación, me paree subjetiva
    Por otro lado, las escalas Braden y Emina están validadas para atención hospitalaria. Pero no vemos que incluyáis en la guía FASE las escalas Braden y Emina validadas para pacientes en Atención Domiciliaria Inmovilazados en Atención Primaria, ya que existe algún estudio publicado (Fiabilidad, Concordancia y Validación), que si no recuerdo mal es por el Grupo Heridas Axarquía.
    ¿Qué nos tienes que decir al respecto?
    Que nos tienes que decir al respecto”

    • Hola! La escala Norton considera cinco parámetros: estado mental, incontinencia, movilidad, actividad y estado físico con una puntuación negativa, es decir, una menor puntuación indica un mayor riesgo. Ha tenido varios puntos de corte y desde el año 1987 el punto de corte se sitúa en 16. Además de eso, hemos de considerar que posea unas propiedades adecuadas y, esta escala las tiene. Sus valores medios son: sensibilidad, 66% (rango: 0-92%); especificidad, 65% (31-94%); VPP, 27% rango (7-53%) y VPP, 93% (80-99%). A mi personalmente me parece un instrumento sencillo de usar pero coincido contigo en que tiene algunas limitaciones como es que no realiza una definición de todos los parámetros y como bien señalas deja fuera algunos aspectos como es el tema nutricional y tampoco contempla la fricción. Afortunadamente ha tenido variaciones y modificaciones a lo largo de los años y una de ellas es la escala Emina que corrige esos aspectos y encima presenta unas adecuadas características psicométricas y tb la incluimos en las recomendaciones de la guía. La escala Braden ha sido una de las escalas que más estudios tiene de validación y en diversos entornos, desde primaria a hospitalaria y centros sociosanitarios. En el grupo si éramos conocedores del trabajo publicado por F. Javier García-Díaz et al, 2014 en el que concluía que “Ambas escalas (Emina y Braden) son instrumentos fiables para el uso en atención domiciliaria, aunque sería conveniente establecer nuevos puntos de corte, para definir o categorizar el riesgo en esta población. “Sería conveniente continuar con nuevas investigaciones sobre la validación de dichas escalas, con el fin de conocer datos referentes a su sensibilidad, especificidad y valores predictivos positivo y negativo para su uso en atención domiciliaria”. Lo que ocurría en un trabajo posterior, donde se definieron nuevos puntos de corte, con diferencia sólo de un punto para la escala Braden y, con una mejora considerable en la escala Emina aunque como señalan los propios autores: “Serían necesarios nuevos estudios de investigación en población domiciliaria en otras áreas de salud, con el objeto de corroborar los nuevos puntos de corte obtenidos en este estudio”.
      En la guia FASE como puedes leer en la metodología empleada para su elaboración, sólo hemos contemplado GPC y RS teniendo en cuenta incluir aquellas GPC que poseían recomendaciones para los tres entornos asistenciales. Hemos recogido lo que la evidencia muestra en aquellos recursos de mayor precisión y rigor según recomendaba la metodología a seguir…
      De todas formas las escalas recomendadas cumplen los criterios que precisa un instrumento de este tipo y no olvidemos lo más importante, el hecho de usar una escala pos sí sola no mejora la prevención a estos pacientes, lo que lo consigue es la instauración de un programa preventivo individualizado!! Muchas gracias Francisco Javier por tus anotaciones, un saludo!!!

  6. Pregunta de Pedro Milla:
    “¿Hay alguna estimación sobre la relación entre #UPP y cargas de trabajo en los equipos de Enfermería?” (la pregunta se refiere a entornos sociosanitarios)

    • Hola Pedro. Hay publicados estudios que evidencian como además del tipo de cuidado preventivo, las características del paciente, de los hospitales, del propio profesional y el tipo de unidad asistencial, son factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar este tipo de lesiones. En relación a tu pregunta (cargas de trabajo-UPP): Una revisión sistemática realizada en 2006 (Lake & Cheung, 2006) encontró resultados mixtos en este aspecto, con algunos estudios mostrando un vínculo significativo entre el personal de enfermería y las úlceras por presión y otros que no mostraban dicha asociación. También encontraron hallazgos similares los autores de una reciente revisión (Stalpers, de Brouwer, Kaljouw, & Schuurmans, 2015) identificando por un lado estudios que asociaban que a mayor dotación de personal menor número de úlceras por presión. Sin embargo, estos tamaños de efecto fueron pequeños en contraste con los grandes tamaños de efecto de los tres estudios de cohortes incluidos en la revisión, que revelaban que una dotación de personal más elevada se relacionaba con mayores niveles de úlceras por presión…..Independientemente de estos hallazgos las enfermeras sitúan la falta de personal y de tiempo como una de las principales barreras para la atención correcta a estos pacientes.
      Espero haberte aclarado algo!!! Un saludo y muchas gracias por tu pregunta!

  7. Pregunta de “Ulceras.net”:
    “Las Enfermeras que han recibido formación sobre tratamiento de heridas es muy elevado (92%) ¿nos formamos en igual % en prevención?

    • Hola! Según el dato más reciente que yo te apuedo aportar (aún no publicado) de un trabajo que ha indagado sobre este aspecto en profesionales de enfermería de nuestro país (n: 249), habían recibido formación postgraduada sobre prevención de UPP un 76,7% (n: 174), principalmente en los últimos cinco años (80,4%), siendo el grupo más frecuente, el de enfermeras que habían realizado hasta 30 horas de formación (40,1%).

      Un saludo!!!

  8. Preguntas de David Alcalde:
    “En el Hospital Costa del Sol se permite la presencia de cuidadoras y cuidadores durante el aso? ¿se les forma? ¿en la Guía aparecen los niveles de evidencia?

    • Hola David, en el hospital como parte del Plan Integral de Atención a las Cuidadoras de la Consejería de Salud los profesionales intentamos, siempre que el cuidador así lo desee, a hacerlo partícipe del plan de cuidados preventivo del paciente, de cara a que cuando esté de alta sepa desenvolverse ante esta nueva situación de salud, lo afronte mejor y contribuyamos, aunque sea un poquito, a mejorar su calidad de vida.
      Además de la formación del día a día realizamos talleres periódicos para cuidadores para que todo aquel que lo desee pueda adquirir nuevos conocimientos en relación a la movilización del paciente encamado o de otros cuidados básicos de higiene o alimentación. Espero haber contestado a tu pregunta, muchas gracias por realizarla!!!

  9. Felicidades! Gracias por tu exposición. Con una enfermería basada en la evidencia seguiremos creciendo como profesionales e influiremos de forma directa en mejorar la salud de tod@s. Las U.P.P siguen teniendo margen de mejora y con profesionales como tú nos acercamos poco a poco a conocer cómo minimizar riesgos y aumentar la calidad de vida de estos pacientes. Enhorabuena por tu esfuerzo y tu motivación.

Comentarios cerrados.

Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines autopublicitarios.
- Escribe sobre el tema publicado.
- No escribas en mayusculas, es como si estuvieras gritando.
- Tu comentario queda pendiente de moderar, ten un poco de paciencia.
- Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos quedan eliminados.

Gracias por tu sensatez.