Respuesta paraDesignación de Enfermera/o Referente siendo Eventual y no fallecer en el intento ¿Cómo afrontamos la resistencia al cambio de nuestros pacientes?

Hola Sergio. Agradezco enormemente tu aportación y comentario. Como bien señalas, en el propio contrato programa del SAS se contempla dicha orientación hacia la personalización de los cuidados. Sin embargo, tengo que puntualizar varios aspectos:
1.- Aunque bien es cierto que en la actualidad me encuentro trabajando en el área de salud mental, y siendo especialista en la misma vía EIR, tengo que referir que es de manera eventual, y que por lo tanto, en próximos meses el destino me puede llevar a otro servicio/centro/unidad en la que nuevamente me tenga que adaptar a una nueva cartera de servicios y más importante aún, a un cupo distinto de pacientes. Con esto quiero decir, que el motivo principal de haber expuesto y compartido esta pregunta e inquietud con todos aquellos #picuiders que hayan pasado o estén pasando por una situación similar, no era otro que el de poder exponer mecanismos, técnicas o herramientas para afrontar, en definitiva, dicha dificultad a la hora del establecimiento de cualquier relación terapéutica (ya sea en salud mental o no) en situaciones de eventualidad laboral.
2.- Como ya he señalado donde me ubico en la actualidad, comparto una herramienta que he usado estos días, y que me ha sido bastante fructífera. Está enmarcada dentro del Programa de Atención Domiciliaria. Al ser el primer contacto con el paciente, este se mostraba algo reticente al no conocerme previamente (algo lógico, pues al fin al cabo, supone dejar entrar en tu espacio privado, tu casa, a alguien que no has visto nunca). Se me ocurrió invitar al paciente a dar un paseo por la calle y realizar durante el mismo una pequeña valoración y sobre todo, acercamiento (trabajar sobre todo el enganche), posponiendo la valoración del entorno (hogar y familiar para una próxima visita). ¿Qué os parece este tipo de intervención? ¿Alguien alguna vez ha llevado a cabo entrevistas en la calle (y que no contemple la situación de “sin hogar”?
3.- Aprovecho también tu comentario para suscribir un aspecto que nombras, y que me gustaría aclarar para evitar así posibles malentendidos y por supuesto, desmitificar algunos aspectos de la salud mental, y es sobre la figura del monitor/tutor del paciente. Como bien señalas, dicha figura facilita ese vínculo estable no sólo con la enfermera sino con todo el equipo; Sin embargo, no todos los pacientes, y podría decirte que tan sólo una minoría, precisan de dicha intervención. La tutela es consecuencia de un proceso de incapacitación, en la que se establece, y se constituye como un deber que se ejerce en beneficio del tutelado, siempre bajo la supervisión de la autoridad judicial. El tutor es el representante del incapacitado, salvo para aquellos actos que pueda realizar por sí solo, ya sea por disposición expresa de la Ley o de la sentencia de incapacitación. Bueno, no quiero enrollarme mucho, sino simplemente exponer la realidad: trabajamos con personas autónomas e independientes, las cuales, pueden presentar necesidades específicas en algún momento determinado, y no por ello estar relacionado con la incapacitación.